Bosques, palmas y alta montaña en la zona central

Rated 5 out of 5
5
5 de 5 estrellas (2 valoraciones)

Salir a respirar aire puro no lejos de la ciudad también se alza como una opción atractiva para los días feriados del 18.

1. ASCENSO AL CERRO PINTOR (por La Parva)

Este es un destino cada vez más frecuentado, ya sea por su belleza natural, ya sea a modo de entrenamiento para lograr posteriormente objetivos mayores. Es por estas dos razones que no nos cansamos de recomendar el ascenso al cerro Pintor (4.200 m), el que obtiene su nombre a partir de los farellones rocosos de diversos colores que se vuelven visibles desde el valle de Molina.

Bosques palmas y alta montana en la zona central 1

A este cerro, perteneciente al así llamado «Grupo Plomo«, se accede fácilmente desde el centro de ski La Parva (se puede estacionar junto al Bike Park La Parva). Para estas fechas (y producto de este invierno pusilánime) queda muy poca nieve, por lo que la marcha no se vuelve técnica ni difícil, pero eso no quita que el ascenso siga siendo un desafío: de todas formas encontrarás ese aire enrarecido de la alta montaña, producto de la hipoxia (la escasez de oxígeno) y el frío propio de la altitud. Paisajes lunares se mezclan aquí con cielos nítidos y manchones de nieve e incluso extraños penitentes (formaciones congeladas que parecen elevarse hacia lo alto, como si estuvieran «suplicando» la clemencia divina). Al fondo, el «guardián del valle» – el cerro El Plomo, con sus 5.424 m – parecerá vigilar cada paso que des.

Lo que puedes hacer es subir hasta la Laguna Piuquenes, montar allí un campamento y alcanzar al día siguiente la Falsa Parva (3.970 m) para luego continuar tu camino hacia el cerro Pintor (en total son 1.200 m de desnivel en unos 8 km de recorrido desde el Bike Park La Parva). Si tu estado físico, tus competencias y equipamiento te lo permiten, incluso podrías seguir hasta el cerro Leonera (4.954 m), aunque esas ya son palabras mayores, dada la extensión de la ruta y las condiciones (a mayor altitud, menos oxígeno atmosférico y mayor frío).

Pasar la noche bajo cielos estrellados, ver a lo lejos el destello del Gran Santiago y contemplar desde la cumbre del Pintor o del Leonera otras cimas a lo lejos (como la del Tupungato, del Marmolejo o del Volcán San José) siempre hacen que nuestra imaginación se dispare y comencemos a soñar en grande.

Observaciones:

  • Planifica tu salida. Revisa la meteorología y deja avisada tu excursión (por ejemplo, al Socorro Andino).
  • Para disfrutar tu estadía, lleva todo tu equipo de campismo (aislante, carpa, colchoneta, saco de dormir para al menos -10°C más un liner interno, anafre, combustible y ollas más comida, abundante agua, etc.). Procura que tu agua no se congele.
  • Esta no es una excursión técnica, pero de todas formas conviene estar bien preparado y  llevar casco, piolet y crampones en caso de haber hielo o manchones de nieve muy dura. Para eso, procura que tus zapatos de alta montaña (con suela rígida o semi rígida) sean cramponeables. Nota: el adecuado uso de crampones y piolet requiere de capacitación y es responsabilidad del andinista instruirse en esta materia.
  • Las temperaturas suelen ser muy bajas y, además, puede que sople un viento norte. Por eso, no olvides tu cortaviento, una chaqueta de pluma y un buen polar, además de tres pares de guantes (liners, guantes gruesos y un par de mitones), gorro, bandana y un pasamontaña, calcetines gruesos y un par extra.
  • Nunca olvides tu linterna frontal más baterías extra. El botiquín de primeros auxilios también es imprescindible, al igual que el bloqueador solar. Para proteger tus ojos, usa lentes de sol clase 4.
  • Aquí no hay señal telefónica, por lo que es recomendable portar siempre una brújula y/o GPS.
  • Para que los efectos de la altitud no te golpeen tan fuerte, hidrátate regularmente y come ligero.

2. UNA EXCURSIÓN AL PARQUE EL BOLDO (Bosques de Zapallar)

La V Región de Valparaíso no es sólo arena y sol. Frente al balneario de Zapallar se emplaza una verdadera joya, cuya preservación debemos a la Corporación Bosques de Zapallar. Este sitio destaca por su exuberante vegetación nativa (¡incluso hay lianas colgando de los árboles!), gracias a la condensación de la niebla que proviene de la costa. Hay un sendero que conduce hasta la cumbre del cerro El Boldo (520 m) y que antes pasa por diversos miradores. Desde allí se obtienen vistas hacia todo el litoral y los distintos balnearios. Es un lugar ideal para ir con niños y enseñarles, así, que en la costa no todo es playa. 

Observaciones:

  • El clima en la costa es cambiante: puede tocarte desde mucho sol hasta días nublados y precipitaciones. Si te toca frío y húmedo, asegúrate de portar la indumentaria adecuada (abrigo, gorro, guantes liners y, desde luego, un calzado resistente).
  • Siempre hay que usar bloqueador solar, aunque esté nublado.
  • Hidrátate adecuadamente y, en caso de que vayas con niños o personas de la tercera edad o con necesidades especiales, preocúpate de hacer las pausas necesarias. El desnivel puede dejar sin aliento a más de una persona.
  • Respeta la flora y fauna del lugar. No está permitido ir con mascotas.
  • El sendero está señalizado y no salgas de él. Existe una vía de ascenso y otra de descenso.

3. TREKKING A LA MINA DE CUARZO (Parque Nacional La Campana por Ocoa)

En la misma Región de Valparaíso se ubica un parque que busca preservar una especie endémica como lo es la palma de Ocoa (es decir, sólo existe en Chile). El Parque Nacional La Campana tiene una extensión de 8.000 hectáreas y he aquí la mayor concentración de estas palmeras: se estima que hay unos 70.000 ejemplares. Estas palmas pueden llegar a medir incluso 30 metros de alto y son realmente impresionantes. Su crecimiento es muy lento (¡algunas alcanzan su edad reproductiva a los 70 años!) y su tala, en el pasado, fue indiscriminada (principalmente por su miel muy apetecida). Además, en la actualidad, la gente sigue saqueando sus semillas (o «coquitos»), factores que explican el delicado estado de su conservación: es una especie en riesgo de extinción.

Bosques palmas y alta montana en la zona central 7

Bosques palmas y alta montana en la zona central 8

El Parque posee diversos sectores y, por lo general, los visitantes suelen dirigirse a la cumbre del cerro que tiempo atrás visitó el naturalista inglés Charles Darwin. En el invierno de 1834, cuando Darwin llegó a la cima de 1.880 m guiado por arrieros locales, quedó absorto con el paisaje y la posibilidad de divisar en una sola imagen todo Chile a lo ancho, desde la cordillera de los Andes hacia el este (con la formidable figura del monte Aconcagua) hasta el mar hacia el oeste.

Sin embargo, alcanzar la cumbre del cerro Campana no es la única opción que ofrece este parque y por eso queremos recomendar el trekking a la Mina de Cuarzo que se puede alcanzar por el lado de Ocoa (Ruta 5 Norte, km 98 en la comuna de Hijuelas). Se trata de un sendero de 8.5 km de longitud que se interna por los valles llenos de palmas hacia los pies del cerro Punta Imán y que nos habla, también, de la explotación que sufrió este lugar en el pasado, cuando aún no estaba bajo protección. De hecho, próxima a la cueva (un antiguo pique minero) existe un trolley abandonado que alguna vez transportó a trabajadores hacia ese lugar. Hoy se ve un tanto fantasmagórico y nos recuerda al bus abandonado que utilizó el personaje de Into the Wild.  El camino para llegar a este lugar es amplio y los teléfonos pierden señal, por lo que también es un buen momento para desconectarse del frenesí de la ciudad.

 


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
2 Comentarios
Más recientes
Menos recientes
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear