Camp: donde convergen la historia y la innovación

Rated 5 out of 5
5
5 de 5 estrellas (4 valoraciones)

Así como deviene la historia del ser humano, así también el montañismo evoluciona. Y ahí, en la vanguardia del avance tecnológico, está Camp.

INNOVACIÓN

Sueños y proyecciones. Imaginación y creatividad. Todo eso lo tiene Camp, empresa radicada en el corazón de Los Alpes italianos que partió como un sencillo emprendimiento de un solo hombre hace más de 130 años. Pero emprendedor no es sólo quien sueña con grandes ideas, sino quién también las ejecuta, quien las lleva a cabo. Por eso, el sello más característico de Camp es el de la innovación: la creación concreta de una nueva forma, la apertura de nuevas posibilidades de experiencia, justamente en el campo que nos apasiona: la montaña y sus derivados. Básicamente, Camp ha sido pionero en la elaboración de todo tipo de equipo para la escalada, el montañismo técnico, el esquí de montaña y trabajos verticales o de altura, incluso cuerdas (por el momento, están potenciando especialmente las cuerdas estáticas, pero pronto la empresa espera desarrollar cuerdas dinámicas también).

Acorde a ese espíritu creativo e impulso disruptivo, Camp fue la primera compañía en la historia en producir piolets de hielo y crampones de aluminio, así como arneses pélvicos (o de asiento), entre otros productos. Éste último avance tecnológico, de hecho, apareció en 1983 y fue el primero de su categoría en el mercado (se llamó «Free Climbing»). La empresa tiene acumulada así un montón de patentes, tanto técnicas (de invención) como de diseño. La propiedad intelectual es algo muy importante para la marca, pues es un índice de cuánta innovación hay allí.

escalada en hielo

La alemana Ines Papert escalando en hielo, siendo asegurada por Luka Lindic, también atleta de Camp.

 

RENDIMIENTO Y SEGURIDAD EN MONTAÑA

En las montañas estamos obligados a estar preparados ante cualquier eventualidad, porque las sorpresas que se nos pueden cruzar delante del camino son múltiples. Esto significa que debemos prestarle una máxima atención a la selección del equipo correcto para la aventura. Así, la tecnología no sólo nos mantiene a salvo, sino que también aumenta nuestras posibilidades de tener éxito y disfrutar en las montañas. En esta cruzada, Camp ayuda a que escaladores, montañistas y esquiadores de todo el mundo estén continuamente mejorando y progresen a su siguiente nivel, minimizando riesgos.

EQUIPO DE PRIMERA

En Camp están convencidos de que el mejor marketing es el producto en sí mismo. Cada material fue inspirado en la experiencia real en terreno. Luego de años de estudio, la empresa llegó a esta verdad universal: si hay algo que podemos hacer para mejorar el rendimiento de un material o equipo de montaña, es volverlo más ligero. Camp fue así parte de las fuerzas propulsoras del nuevo alpinismo, de la nueva tendencia que llegó para instalarse: ligereza y velocidad. Eficiencia: hacer más con menos.

No obstante, los productos no sólo son ligeros, sino también sencillos, intuitivos, fáciles de usar y están orientados a solucionar todo tipo de problemas que pudieran aparecer en lo agreste. Cada pieza fue construida con el mayor nivel de atención posible en cuanto a los detalles y la fineza. A su vez, hay testeos constantes para garantizar la calidad y la seguridad que estos ítems deben proveer al deportista.

Así, las oportunidades tecnológicas que ha divisado Camp se han concretado especialmente en el segmento de la ferretería: equipo de escalada (mosquetones, poleas, descendedores, aseguradores, magneseras, etc.), piolets, crampones, cascos, arneses y, en menor medida, mochilas y vestimenta. Todo ello es sometido a constante renovación y modernización.

Luego de décadas, en las que han surgido otras empresas que también se han subido al carril del alpinismo ligero y veloz, vemos hoy que este material ha transformado la forma en cómo usamos nuestro tiempo libre y en cómo interactuamos con el mundo.

 

RESPALDO

Detrás de Camp hay una larga tradición. La empresa fue fundada en 1889 por un hombre que no temía ensuciarse las manos y cuya pasión era el trabajo bien hecho: su nombre era Nicola Codega y provenía de Premana, un pequeño pueblo en medio de los Alpes. Ese es el lugar donde la historia, la experiencia, la imaginación y la verticalidad se fusionaron en un crisol de verdadera cultura de montaña e innovación tecnológica.

camp

La empresa tiene más de 130 años y, desde sus inicios, ha estado emplazada en Premana, provincia de Lecco, en Italia. Fuente: Camp.it

Desde su inicio, la comunidad local estuvo siempre ligada al proceso de manufacturación y ello queda reflejado en el nombre: C.A.M.P. es la sigla para “Concezione Articoli Montagna Premana”. Nicola Codega comenzó a trabajar con metales y elaboró productos como cuchillos y campanas, alcanzando pronto una notable reputación en el área por su desempeño. En 1920, el ejército le encargó a Antonio, el hijo de Nicola, que produjera piolets para las tropas italianas. Ese fue el humilde origen de la empresa y hoy es dirigida por un grupo de descendientes de Nicola, la cuarta generación, quienes perpetúan la tradición y este legado de innovación y trabajo de calidad. Tal y como ellos dicen, “este es nuestro pasado y será siempre nuestro futuro”.

piolet 1920

Primer piolet de hielo de Camp elaborado en 1920 para las tropas italianas. Fuente: Camp.

 

Camp ha crecido como compañía -está en 80 países- y en la actualidad atrae a inventores, ingenieros y deportistas de todo el mundo con el compromiso de producir el equipo de montaña más innovador del planeta. De seguro, su dinamismo nos seguirá sorprendiendo.

ALGUNAS LAS INNOVACIONES DE CAMP

  • 1969: primer piolet de hielo «Cerro Torre» con un mango de acero (antes todos eran de madera)
  • 1983: primer arnés pélvico o de asiento «Free Climbing»
  • 1984: primer piolet ligero «Gabarrou», con un mango de fibra de carbono
  • 1987: primer mosquetón ultra ligero hecho de aluminio (33 g)
  • 1994: primer casco ligero (260 g)
  • 1996: crampón de titanium
  • 2002: primer arnés certificado ultra ligero (130 g)
  • Destaca también la mochila «Rapid Racing» de tan solo 360 g (obtuvo en premio Desnivel en 2015), que permite transportar hasta dos pares de esquís, un piolet, sistema de hidratación y otros
  • Actualmente, el piolet «Corsa Race» y el crampón «Skimo Total Race» conforman uno de los conjuntos más ligeros del mundo (piolet: 180 g; crampón: 350 g), pensado para el esquí de competición. Obtuvo el ISPO Gold Award 2020, el premio más prestigioso en el campo de los implementos para el montañismo
  • Otro producto que ganó premio (ISPO Gold Award 2021) fue el arnés «Alp Race», justamente por ser el arnés más ligero del mundo (68 g), pensado para carreras en esquís
  • Hoy en día, el mosquetón «NaNo» pesa poco más de 20 g y el «Photon Wire», 30 g

 

Revisa nuestra colección de equipo Camp: 

ver productos outdoor

 

Foto de portada: Ines Papert y Luka Lindica, atletas Camp. Fuente: Camp.it.


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
1 Comentario
Más recientes
Menos recientes
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear