¿Cómo cuidar la carpa de posibles daños?

Revisa nuestros consejos expertos para mantener tu carpa limpia y en buen estado.

DEPENDE DE TI

Es algo en lo que coincidimos todos quienes practicamos deportes outdoors: siempre esperamos que nuestro equipo dure el mayor tiempo posible. Pero lo cierto es que esta esperanza depende de nosotros y por eso tenemos que preocuparnos de utilizar nuestro equipo de manera correcta, responsable y realizar las respectivas mantenciones cada vez que sea necesario.

Cuidar Carpa 1

Procura despejar la zona de rocas y aplanar el suelo allí donde vayas a instalar la carpa. Nunca entres a ella con el calzado puesto. Foto: Carlos Bravo.

PARA UN DESCANSO EFECTIVO

Nuestro «hogar» en la montaña -es decir, nuestra carpa- una pieza importante que nos protege y aísla de las inclemencias del tiempo y la hostilidad ambiental que a veces nos ofrece la naturaleza, por lo cual es vital mantenerla en buen estado. Así, nuestros momentos de descanso serán efectivos y podremos seguir con ánimo las aventuras.

OJO CON…

Los factores más comunes a los que nos enfrentamos en el medio externo son: humedad, viento, polvo y suciedad. A todo eso está sometida nuestra carpa y debe soportarlo.

Cuidar Carpa 4

No laves las telas para que éstas no pierdan sus tratamientos especiales. Foto: Carlos Bravo.

 RECOMENDACIONES

  • Utiliza el clásico nylon debajo de la carpa a modo de aislante. Esto sirve para proteger el piso de la carpa ante irregularidades, piedras, espinas y humedad.
  • Siempre sácate los zapatos antes de entrar a la carpa.
  • Muévete con delicadeza. Evita hacer algún daño mayor producto del roce que se pudiera generar al realizar maniobras en el interior.
  • No laves la tela de la carpa, porque esto puede dañar los tratamientos de impermeabilidad que tiene. Lo que sugerimos hacer en caso de que se quiera limpiar alguna zona con evidente suciedad es utilizar un cepillo y una esponja suave (y si esto no es suficiente, utiliza un jabón neutro). Una vez limpia la carpa, puedes usar algún producto impermeabilizante específico para estos materiales que tienen estos tratamientos y así recuperar su funcionalidad.
  • Uno de los consejos que siempre tenemos que tener presente (y de seguro a más de alguno de los que se encuentra leyendo esto le ha sucedido) es no guardar la carpa estando aún húmeda. Esto puede generar hongos. Evita esta situación compleja porque es casi imposible de resolver una vez que ocurra.
  • Cierres atascados: la tierra o arena presente en los ambientes que frecuentamos causan que los cierres comiencen a trabarse y esto, cuando fallan, provoca un gran estrés. Para evitar esto, limpia los cierres antes y/o después del viaje. Esta limpieza se realiza con agua y un cepillo de dientes viejo. Y si el cierre se separa, la mejor opción es llevar la carpa a algún taller de reparación (si es que no tienes habilidades motrices finas), porque la condición del cierre puede empeorar.
  • Agujeros en el techo: los hoyos pueden producir filtraciones. La mejor opción es utilizar el kit de reparación que trae el fabricante o alguna cinta de reparación disponible en el mercado. Para obtener un correcto funcionamiento de estos kit, sigue las instrucciones del fabricante, las que normalmente son las siguientes:
  1. Limpia el área dañada con agua y dejar secar.
  2. Corta un pedazo de parche o cinta en forma redonda de aproximadamente medio centímetro de diámetro más grande que el agujero. La forma redonda evitará que haya esquinas que se despeguen.
  3. Coloca el material en una superficie dura.
    Con una mano, junta los bordes de la tela rasgada y, con la otra, aplica el parche adhesivo. Presiona desde la mitad hacia los bordes, eliminando las arrugas.
  4. Si quieres otorgarle una mayor seguridad o parchar agujeros en lugares más expuestos como el piso o sobre el techo, coloca los parches a cada lado de la tela pegados uno contra el otro.
  • Problemas con las varillas: la principal causa de ruptura de varillas se retrotrae a errores de manipulación o uso. Para arreglar una varilla, coloca un tubo de aluminio ligeramente más grueso sobre la ruptura y asegúralo con cinta adhesiva. Estos pedazos de tubo de aluminio vienen con la mayoría de las carpas nuevas que ofrece el mercado. Pero también puedes conseguirlos en kits de reparación que venden tiendas especializadas. Ya en casa, lo más conveniente es reemplazar la varilla dañada.
  • Cuidar Carpa 5

    Muévete con delicadeza y deja siempre bien ordenado tu equipo. Foto: Carlos Bravo.


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
2 Comentarios
Más recientes
Menos recientes
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear