¿Cómo planificar un viaje en bici?

¡Sigue nuestros consejos para planificar bien y maximizar tu experiencia!

Organizar un viaje en bicicleta implica tener en cuenta múltiples aspectos: la ruta, el clima, la logística, el equipo, la preparación física y más. En este artículo los desglosamos para ayudarte, paso a paso, a planificar tu primer viaje en bicicleta.

 

PENSAR: ¿QUÉ QUIERO HACER?

Ya sabes que quieres viajar en bicicleta. Tal vez te imaginas cuándo, dónde, cómo. Tal vez no, y quizás sólo tengas la certeza de tus ganas. Entonces, para empezar a materializar la idea, es momento de que te preguntes:

  • ¿A dónde me gustaría viajar? Puede ser una región que anheles explorar, un lugar que ya conoces y te gustaría volver a recorrer en bicicleta, o algún sitio de tu lista de pendientes.
  • ¿Cuándo? ¿Cuánto tiempo tengo disponible? Para viajar en bicicleta no hacen falta largos períodos de tiempo: desde las vacaciones hasta un fin de semana largo pueden ser momentos ideales para un viaje con todas las letras. Puedes, por ejemplo, darle la vuelta al lago Llanquihue en dos o tres días, recorrer la ruta Antakari o una parte de la Carretera Austral.
  • ¿Voy a viajar en solitario o con compañía? Viajar con otra u otras personas implica coordinar tiempos, intereses y presupuestos. Viajar en solitario deja todas las decisiones en nuestras manos. Tal vez alguien en nuestro entorno tenga ganas de sumarse y compartir la experiencia, tal vez tengamos interés en viajar en solitario o una u otra alternativa nos sea indistinto. Si eres mujer y estás dudando si viajar sola, lee esta nota, donde hemos explorado consejos para tu primer viaje en solitario y algunos destinos recomendados en Chile.
antakari

: La ruta Antakari recorre valle y montañas, muy cercana al Valle del Elqui y más tranquila. Foto: Nati Bainotti.

 

INVESTIGAR: CLIMA, RUTAS Y LOGÍSTICA

Esta es tal vez la etapa más larga, caótica y también divertida de la planificación: navegar en internet para leer blogs y foros, consultar con otros viajeros y chequear mapas y aplicaciones para recabar toda la información posible de los lugares que nos interesen. Lleva tiempo, y energía, pero es un momento crucial para luego definir qué haremos.

En esta etapa vamos a investigar sobre:

  • Clima: chequear temperaturas, amplitud térmica, precipitaciones y mejores épocas de viaje de los lugares que tenemos en mente. Así podremos hacernos una idea de los lugares con climas más amables para la época en que tenemos pensado viajar, o pensar qué estamos dispuestos a afrontar.
  • Rutas posibles: lugares que nos interesan conocer, experiencias que queramos tener, caminos posibles para unirlos, kilómetros a recorrer, desnivel, tipo de superficie (¿hay asfalto, ripio?) y acceso al agua. A veces los mismos lugares podemos unirlos por diferentes caminos, y eso nos lleva a viajes diferentes. Para investigar esto puedes usar Google Maps para guardar lugares que te interesen y tener un pantallazo general de la ruta (además, la opción “satélite” te permite ver con bastante claridad si hay puestos o pequeños asentamientos, por ejemplo y la opción “street view” que te ayuda a ver la ruta), además de que puedes usarlo offline una vea descargado, al igual que Maps.Me; Ride with GPS y Wikilok que te permiten buscar inspiración e info de rutas ya creadas por otros y tener info bien precisa sobre el desnivel y tipo de ruta.
  • Cómo llegar y cómo llevar la bici: según dónde estés, a dónde quieras ir y el tiempo disponible, va a depender si saldrás desde tu casa ya pedaleando o necesitarás coordinar llegar y/o volver en micro, tren, avión o a dedo. De esto también va a depender si tienes que embalar la bicicleta y pagar equipaje extra para transportarla.
  • El equipo necesario versus el que tengo/al que puedo acceder: al investigar la ruta y el clima van a comenzar a aparecer los requerimientos (o no) para nuestro viaje. Por ejemplo, si queremos viajar en una época lluviosa o fría, será necesario que contemos con equipo acorde y tengamos precauciones extras. Si nos llama la atención una ruta con muchos kilómetros entre pueblo y pueblo, vamos a necesitar ser autosuficientes en cuestiones de camping. De esta forma podemos descartar y contemplar opciones. Si no tenemos equipo de camping y no queremos invertir todavía en él, o queremos hacer un viaje más livianos de equipaje, podemos buscar una ruta que nos permita acceder a hostales y opciones similares.
bici

Combinar alforjas con un bolso delantero de bikepacking es una opción intermedia para cargar nuestra bicicleta. Foto: Nati Bainotti.

 

DEFINIR: RUTA, EQUIPO Y LOGÍSTICA

La etapa de investigación nos va a aportar mucha claridad para, ahora sí, la parte final: definir nuestro viaje.

  • Definir la ruta: en base a la información que tienes sobre el clima, las rutas, la logística y el equipo necesario, ahora toca cruzarla con tus posibilidades: ¿cuáles son las opciones  y qué es lo que puedes hacer en base a tu tiempo, experiencia y equipo?
  • Bicicleta: si tienes una bicicleta MTB o gravel, ya estás. Si tienes que comprar una bici, aunque suene obvio haz foco en que te resulte cómoda la posición (vas a pasar muchas horas ahí arriba), y que los componentes sean medianamente de buena calidad (puede tener frenos V-brake o a disco mecánico, sin suspensión o con suspensión con bloqueo y buena relación de cambios).
  • Seguridad: imprescindible usar casco, uno de buena calidad, y que te calce bien. Si vas a pedalear por rutas transitadas, es muy recomendable llevar espejito retrovisor. El chaleco reflectivo es especialmente útil en días de bruma o lluvia, si se hace de noche o al entrar a una ciudad.
  • Alforjas o bikepacking: si bien las alforjas es la primera opción que se viene a la mente cuando hablamos de viajar en bicicleta, el bikepacking gana cada vez más terreno y puede ser una opción muy viable si ya contamos con cierto equipo. En este post hemos explorado las diferencias entre viajar con alforjas, en modo bikepacking y sus intermedios.
  • Equipo de camping, cocina, ropa, elementos de higiene, herramientas y repuestos: en este post vas a encontrar un checklist con información ampliada sobre todos estos ítems.
bici

A veces, dos o tres días pueden ser suficientes para conocer lugares nuevos, como la Isla Huar. Foto: Nati Bainotti.

 

PREPARARSE: FÍSICA, MENTAL Y EMOCIONALMENTE

Los siguientes puntos, si bien no son obligatorios, son altamente aconsejables: pueden hacer la diferencia entre una experiencia totalmente disfrutable y momentos desagradables. Además, si consideramos que el viaje comienza mucho antes de que estemos en la ruta, alistar la bici y prepararnos física, mental y emocionalmente con el objetivo del viaje extenderá mucho más la disfrute de la experiencia.

  • Revisar la bicicleta: si hace mucho no le haces una mantención a la bicicleta o si vas a encarar un viaje largo o con muchas pendientes, llevar a hacerle una revisión general puede ser una buena idea que ayude a prever incidentes.
  • Aprender de ciclomecánica: mínimo necesitas saber parchar una rueda. Puedes tomar un curso, consultar con tu bicicletería de confianza o buscar tutoriales de YouTube, asegúrate de practicar antes de salir. La teoría sola no sirve. Practica arreglar pinchazos, ajustar frenos y cambios.
  • Entrenamiento: estar horas pedaleando una bici cargada es bastante diferente a pedalear por la ciudad. Si bien esta práctica diaria ayuda, es recomendable, especialmente las últimas semanas, intensificar el entrenamiento: hacer caminos con pendiente, entrenar fuerza (hacer HIIT, funcional, crossfit, calistenia), salir a correr. Esto te va a ayudar a que la transición de los primeros días sea más amable, y es especialmente importante si la ruta escogida tiene un terreno exigente, ya sea por su desnivel o su altimetría, o te vas pocos días.
  • Mentalizarnos: si bien todo viaje supone en el final una experiencia positiva, ten en cuenta que van a suceder imprevistos, que puedes encontrarte con dificultades y que tal vez haya momentos que te frustres o esperes que sean más fáciles. Esto no es para desanimarse: es para saber que los viajes son así y que la mejor forma de sobrellevarlos en recordar que es solo un momento, que sabrás superarlo y que luego será parte de las anécdotas del viaje.
carpa

Una buena carpa nos protege del viento y las eventuales lluvias. Foto: Nati Bainotti.

 

VIVIR: EL DÍA A DÍA EN LA RUTA

¿Tienes dudas sobre qué comer, cómo hidratarte, dónde dormir y cómo cuidarte en la ruta? En este post puedes leer acerca de todo eso.

 

Revisa nuestra colección de bici: ver productos outdoor

 

bici patagonia

Viajar por Patagonia nos expone al frío y días cortos, lo que nos lleva a afinar la planificación. Foto: Nati Bainotti.

 


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear