Dispositivos para asegurar: ¿qué debo saber a la hora de elegir?

5,0 valoración
5
(4)

«Los aseguradores permiten frenar la caída del escalador y facilitan el control de la o las cuerdas de una cordada.»

Tipos de dispositivos para asegurar en escalada

Existe una gran variedad de dispositivos para asegurar en la escalada, algunos con más configuraciones que otros. Por mucho tiempo, el único dispositivo utilizado fue el “ocho”, pero con los años las marcas han desarrollado todo tipo de modelos con diferentes mecanismos mucho más seguros. Hoy, en función al sistema de bloqueo, se pueden distinguir dos grandes categorías de dispositivos para asegurar: los que no tienen frenado asistido y los que tienen frenado asistido.

Grigri

Quien asegure al escalador debe conocer las maniobras adecuadas así como también manejar correctamente el equipo. Esto requiere de una capacitación y es fundamental para evitar accidentes.

1.Sistemas de aseguramiento sin frenado asistido

Su principal característica es que requieren de una intervención activa por parte del asegurador a la hora de frenar una caída (el asegurador no puede en ningún caso soltar la cuerda). Los más conocidos, además del ya anticuado “ocho”, son aquellos con forma de tubo con dos orificios (conocidos como “ATC” gracias al primer modelo creado por Black Diamond, el famoso “Air Traffic Controller”), que actúan como freno gracias a la fricción que la cuerda genera al pasar por su apertura. Es decir, para crear esta fricción, la cuerda pasa por una de las aperturas del tubo, después alrededor de un mosquetón que va clipeado al arnés y vuelve a salir por la misma apertura, permitiendo aumentar la fuerza de frenado que realiza el asegurador. La gran superficie de la apertura permite disipar el calor ligado al frote de la cuerda, aunque pueden calentarse en rapeles muy largos.

En la familia de los aseguradores tubulares existen varios modelos, pues cada marca desarrolló el suyo. Los más simples son básicamente un tubo de aluminio, con dos aperturas iguales y un cable que se pasa por el mosquetón. Si bien tienden a ser más livianos son los más básicos en cuanto a funcionalidades y los más baratos. Al principio existían modelos con un solo orificio, pero esto limita a que el dispositivo sirva sólo para asegurar. El hecho de que cuenten con dos orificios permite que puedan ser utilizados también para rapelear. Algunos suelen ser un poco más sofisticados al contar con una muesca más estrecha en V con relieve, permitiendo el uso del aparato en dos modos: “High Friction” (por el lado de la muesca), para cuerdas más finas o “Regular Friction” (por el otro lado), para cuerdas más gruesas. Estos aparatos son aptos para uso en todo tipo de modalidad de escalada.

ATC

ATC tipo tubo con un diseño mejorado: cuenta con una muesca en V que permite aumentar la fricción de la cuerda.

2.Sistemas de aseguramiento con frenado asistido

Podemos distinguir dos subcategorías en este grupo. Por un lado, están los sistemas mecánicos, que aseguran el bloqueo gracias a su geometría, atascando la cuerda (con el apoyo de un mosquetón de seguridad). Por otro lado, están los automáticos (de bloqueo asistido mediante una leva), donde la fricción de la cuerda activa una leva que genera el bloqueo. Por lo general, los dispositivos mecánicos son más baratos que los automáticos y más ligeros y polivalentes. Pero los automáticos de leva son los más cómodos y permiten la tranquilidad de saber que pueden frenar la caída del líder aún si el asegurador suelta el dispositivo.

El primer sistema de aseguramiento automático de leva con frenado asistido (histórica y comercialmente) es tan famoso que su nombre se ha vuelto genérico. Inventado en 1991, el Grigri de Petzl revolucionó el mundo de la escalada. Sigue siendo líder en sistemas capaces de detener la caída de un escalador de forma casi independiente. Petzl también ha seguido optimizando el modelo, derivando en Grigri +, aún más seguro.

2.1. Sistemas mecánicos

Hoy en día hay muchos dispositivos que funcionan con un sistema de bloqueo mecánico (o semi-asistido). En general, los que se ven con mayor frecuencia en el arnés de los escaladores son los ATC tubulares tipo “Guide”, pero que sólo frenan la caída si se asegura desde arriba, así como los estilo “placa”, como el OVO de Camp, que rara vez se ve entre los escaladores recreativos. Algunas marcas desarrollaron dispositivos “semi-asistido” que ayudan a frenar la caída del líder (asegurando desde abajo) gracias a un diseño que genera fricción en la cuerda, como el ATC Pilot de Black Diamond, Smart de Mammut o Jul 2 de Edelrid, con los cuales se recomienda no soltar la mano de la cuerda. Pero estos modelos en general sólo sirven para uso en escalada deportiva, con cuerda simple. Por esta razón las marcas también desarrollaron sistemas mecánicos más completos aptos para multilargos, como el Mammut Smart Alpine o Mega Jul de Edelrid, incorporando la capacidad de autobloqueo en caso de una caída del líder.

Dispositivos tubulares tipo “Guide”

Los sistemas ATC tipo “Guide” son muy similares al dispositivo de aseguramiento tubular, pero con una alteración menor: cuentan con dos anillos de fijación a los costados (uno grande y otro pequeño). Esto permite facilitar la tarea a quien asegura desde arriba en vías de varios largos, pues los anillos permiten conectar el dispositivo directamente al sistema de anclaje en vez de al asegurador, liberando sus manos de la tarea de bloqueo. Los más conocidos son el ATC Guide de Black Diamond y el Reverso de Petzl. Camp, Mammut y otras marcas también han desarrollado sus propios modelos. Las diferencias entre las distintas marcas son realmente menores.

ATC Guide

Foto izquierda: sistema ATC en modo “Guide” autobloqueante para asegurar al segundo con una cuerda simple. Foto derecha: sistema ATC tipo “Guide” asegurando cuerdas dobles en modo normal, que no cuenta con frenado asistido.

 

Los modelos de aluminio suelen desgastarse rápidamente cuando son utilizados en entornos alpinos. Por esto se han introducido variaciones al mercado como Mammut Bionic Alpine Belay, creado para una máxima resistencia a la abrasión, al estar recubierto en acero y ser rígido en la parte que reemplaza el cable.

Alpine Belay

En la foto: Mammut Norwand Alpine Belay (es el mismo Bionic Alpine Belay que cambió de nombre). Fuente: Mammut.com

Otras alternativas semi-asistidas

ATC Pilot de Black Diamond: proporciona seguridad adicional evitando que la presión de la mano en la cuerda sea lo que bloquee la caída, aunque siempre se debe mantener la mano en la cuerda “por si acaso”. El ATC Pilot es una buena opción tanto para hacer top como para ir de punta, pero hay que tener en cuenta que sólo sirve para cuerdas simples y escalada en monolargo. Dado que es mucho más barato que la mayoría de los dispositivos de bloqueo automático, es una excelente opción para gimnasios de escalada, permitiendo la seguridad adicional del bloqueo “automático”.

Smart 2.0 de Mammut: El Smart 2.0 (versión mejorada del 1.0), al igual que el ATC Pilot de Black Diamond, ofrece la seguridad de un dispositivo de frenado asistido a un precio asequible. Si bien es liviano y compacto, puede usarse sólo con cuerda simple, por lo que también su uso se limita a gimnasios y escalada deportiva en vías de un largo.

ATC

Izquierda: ATC Pilot de Black Diamon. Derecha: Smart 2.0 de Mammut. Ambas alternativas son excelentes para el gimnasio o deportiva de un solo largo en roca.

 

Giga Jul de Elderlid: este modelo, que es la versión mejorada del “Mega Jul”, es un dispositivo muy interesante porque es como un ATC Guide pero con una función “opcional” de bloqueo automático que asiste la frenada en caso de caída del líder. La mayoría de los dispositivos que se usan en multilargos no cuentan con esta opción. Outdoorgearlab.com lo presenta como la mejor opción 2020 para escalada en varios largos.

Giga Jul

En la foto: Giga Jul de Edelrid. Fuente: Edelrid.de

 

Smart Alpine de Mammut: es la versión alpina del Smart. Se describe más fácilmente como un dispositivo tipo “tubo modificado”. Al igual que el Giga Jul, se puede usar como un dispositivo de aseguramiento y rapel regular con un sistema de cuerda simple o doble, tiene un modo «guía» de bloqueo automático para asegurar a los segundos y su función estelar es un modo de bloqueo automático tanto para asegurar desde abajo como para rapelear.

Smart Alpine

En la foto: Smart Alpine de Mammut. Fuente: Andesgear.cl

 

Ovo de Camp: es el dispositivo más liviano, simple y barato. En esencia, es un diseño tipo placa con la adición de dos orificios grandes en cada extremo que le permiten funcionar en “modo guía”. Este es el dispositivo más fácil de administrar en este modo debido al tamaño de los orificios de los extremos y dos espaciosas ranuras para cuerdas. Pero, al parecer, asegurar con él es incómodo. De todos modos, no se vende en Chile.

Ovo

En la foto: Sistema de placa tipo OVO de Camp.

2.2. Sistemas automáticos (de bloqueo asistido por una leva)

Estos sistemas se bloquean automáticamente por medio de una leva en caso de caída, facilitando el trabajo de las rutas. Es la aceleración de la cuerda dentro del dispositivo la que activa una parte móvil (la leva) que genera el bloqueo. Este sistema es tranquilizador para el escalador, pero también es muy peligroso en manos de un escalador sin experiencia.

Petzl estuvo solo en este segmento durante mucho tiempo con el Grigri, hasta que Edelrid lanzó el pesado “Eddy”. Posteriormente, Camp desarrolló el “Matik”. Y Wild Country el “Revo”. Beal finalmente lanzó “Birdie” y Edelweiss, “the Kinetic”. Pero estos modelos no han logrado alcanzar la popularidad de los distintos Grigri de Petzl.

El Grigri clásico de Petzl: Si bien este dispositivo fue el favorito de la gran mayoría de los escaladores por muchos años, tenía algunas desventajas: el bloqueo de la cuerda dificulta un aseguramiento dinámico, ya que ésta no “corre” como con un asegurador de tubo, el frenado es mucho más brusco. También son pesados ​​y sólo se pueden usar para una sola cuerda. La otra desventaja es que al no tener “sistema de pánico” (el cual fue incorporado en el nuevo Grigri+), si el asegurador no toma el dispositivo de la manera recomendada por el fabricante, podría bloquear la palanca impidiendo que se autobloquee el dispositivo como una mala reacción ante una caída… dejando la cuerda correr. Esto ha provocado innumerables accidentes. Por lo tanto, es importante que verifiques que tu asegurador sepa manipular correctamente el dispositivo.

El Grigri +Para evitar caídas por mala manipulación de un asegurador que entra en pánico, Petzl desarrolló Grigri + que además tiene diversas ventajas. Además de ser más liviano y más seguro con cuerdas delgadas, se puede elegir entre un modo de aseguramiento para top rope o un modo de aseguramiento de cabeza, usando un botón que puede girar en una dirección u otra. El modo para asegurar a un escalador que va punteando tiene la ventaja de ser mucho más fluido para dar cuerda, manteniendo la función de bloqueo de la cuerda en caso de caída. La palanca también ha sido reelaborada para integrar una función antipánico. Esto permite que el sistema de seguridad se bloquee si se tira demasiado fuerte de ésta.

Gri Gri

En la foto: el Grigri + de PETZL correctamente instalado en la cuerda. El mosquetón va al arnés del asegurador.

Otras alternativas

Vergo de Trango: Actualmente, Outdoorgearlab.com lo presenta como la mejor alternativa al Grigri, ya que es bastante similar, más barato y cuenta con un sistema antipánico. Tiene también la ventaja de permitir mucha holgura al dar cuerda. No obstante, como todos los sistemas de frenado asistido automático, requiere aprender una técnica de aseguramiento propia, distinta al Grigri. Pero es mucho más intuitivo que otros. Actualmente no se vende en el mercado nacional.

Matik de Camp: A diferencia de otros modelos de bloqueo asistido mecánicamente, la ventaja del Matik es que cuenta con una acción de leva gradual que produce un bloqueo dinámico y, según informa la marca, puede reducir las fuerzas de impacto hasta en un 40%. El mecanismo de descenso también incluye un sistema antipánico que detiene automáticamente la cuerda si el asegurador tira demasiado del mango o pierde el control. Por su peso y volumen, es más recomendado para la escalada en monolargo.

Revo de Wild Country: Es un dispositivo de seguridad que se ve complicado pero que, en realidad, funciona de manera muy simple y no requiere de aprender una nueva técnica de aseguramiento distinta a la de los dispositivos de tubo. El sistema bloquea una caída gracias a una polea interna irregular que, al girar a gran velocidad (4m/s), la fuerza centrífuga activa una pequeña leva bloqueando el mecanismo. Se libera fácilmente tirando de la cuerda hacia abajo, sin necesidad de accionar ninguna palanca y tiene además el valor añadido de bloquear en ambas direcciones de la cuerda, lo que supone una ventaja para asegurar con cualquier mano (muy cómodo tanto para diestros como para zurdos), además de no dejar margen para el error a la hora de pasar la cuerda. Sin embargo, su uso se limita a cuerdas simples. Actualmente no se vende en el mercado nacional.

Gri Gri

En la foto: 1) Vergo de Trango. 2) Matik de Camp. 3) Revo de Wild Country.

3. Qué recomendamos

Principiantes

Si estás empezando a escalar recién en muro artificial y, aún no sabes si eres un fanático de la escalada, te recomendamos que adquieras un dispositivo tubular simple, para que desde un inicio te acostumbres a la idea de no tener frenado asistido y adquieras la costumbre de estar siempre mega atento. Y, por otro lado, también te lo sugerimos porque ésta es la opción más barata, la que además te permite aprender la misma técnica de aseguramiento y rapel que usarás con los dispositivos “Guide” en escalada de multilargos o alpina. Una vez que empieces a puntear (y asegurar punteando) y evoluciones como escalador, entonces considera pasar a un dispositivo más polivalente o más cómodo.

 

Fanáticos del gimnasio y la deportiva en roca

Si eres de esos escaladores que escalan la mayor parte del tiempo en el gimnasio y sus fines de semana haciendo vías de un solo largo en roca y agradeces la comodidad, entonces de todas maneras te conviene un sistema de frenado asistido automático, como el Grigri + de Petzl. Si bien es un dispositivo caro, en Chile no hay muchas más opciones en esta categoría, pero el precio lo vale. Con este sistema, el dispositivo te ayudará a frenar la caída, incluso con cuerdas bastante finas. Gracias al sistema antipánico, a diferencia de lo que pasaba con el Grigri normal y el 2.0, el asegurador aún si se desconcentra y reacciona mal, no debería bloquear la palanca accidentalmente dejando correr la cuerda. Así, el riesgo de que el escalador llegue al suelo se minimiza.

Ahora bien, si el bolsillo no da, entonces considera alternativas “mecánicas” con sistema de autobloqueo semiasistido, tales como el ATC Pilot de Black Diamond o Smart 2.0 de Mammut, ambas excelentes opciones que minimizan notablemente el riesgo de dejar caer accidentalmente al escalador hasta el suelo. Tendrás que estudiar bien el manual y aprender la técnica de uso.

 

Escaladores de multilargos

Si quieres empezar a escalar multilargos en desportiva, puedes usar el Grigri, pero no es lo suficientemente liviano y en este tipo de escalada hay que priorizar el peso. Ojo: además el Grigri se calienta mucho y no es recomendado para rapeles muy largos. En añadidura, requiere del aprendizaje de técnicas muy específicas para rapel y resulta peligroso para detener caídas con seguros móviles en escalada tradicional sin la técnica adecuada. Tampoco permite asegurar con cuerdas dobles, por lo que no es apto para cordadas de tres. Si quieres empezar a escalar tradicional o vías más estilo montaña, lo mejor es un ATC tipo “Guide”. Todos los modelos (Petzl, Camp, Mammut, Black Diamond) son prácticamente iguales. Pero atención: el sistema no bloquea la una caída del líder. Aquí la frenada sigue siendo manual.

 

Escaladores de multilargos que buscan seguridad adicional

Si eres de esos escaladores que se atreven a ir a paredes más altas a hacer multilargos pero siempre sientes el miedo que una eventualidad (como que la caída de piedra suelta te deje inconsciente, que provoque que sueltes el dispositivo de seguridad, dejándote incapacitado de frenar la caída del líder, por ejemplo), entonces te recomendamos busques una alternativa liviana que funcione como un dispositivo tipo “Guide” pero que además ofrezca un sistema de bloqueo asistido como el sistema Smart Alpine de Mammut o Giga Jul de Edelrid.

 

Escaladores alpinos

Si vas a exponer tus cuerdas a la máxima abrasión (suciedad, polvo, arena, hielo, etc.), considera que tu dispositivo de aseguramiento de aluminio se va a gastar muy rápido. Aunque la mayoría de los guías y escaladores de todos modos prefieren el clásico ATC tipo “Guide”, si tú no quieres cambiar el dispositivo tan seguido, lo mejor entonces es que busques una alternativo de acero, pero liviana. ¿Existen? El Mammut Bionic o Norwand Alpine Belay es una excelente alternativa.

 

Belay

Al final, independientemente del tipo de dispositivo, hay una regla crucial que aplica a todos: prestar máxima atención al escalador y la situación. Foto. Francisca Hernández.

 

Revisa nuestra colección de aseguradores para escalada y rapel: 

ver productos outdoor


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear