Inyecta verde a tu familia

Ideas para los amantes del espíritu outdoors que hoy se quedan en casa.

ANTECEDENTES

Hace un par de años me vi de pronto con mi hijo mayor en la casa en medio del año escolar. Por distintas circunstancias tuvo que terminar 5° básico en la casa. Los primeros meses los pasamos ansiosos, peleados y neuróticos. Hasta que algo que leí me hizo click y probamos incorporar elementos naturales en la rutina…entonces empezó a fluir todo. Leí bastante sobre los efectos de la naturaleza en la salud, incorporamos espacios al aire libre y mucho verde. Lo pasamos tan bien que decidimos seguir el colegio al año siguiente también en la casa. Él ya está escolarizado, pero ambos guardamos tan buenos recuerdos que la nueva situación de encierro, producto de la amenaza que supone este virus, no está resultando algo tan desesperanzador.

Inyecta Verde 1

Está comprobado que la naturaleza ejerce efectos beneficiosos sobre nuestra salud. Acondiciona tu hogar para que haya la mayor cantidad posible de verde.

ANTE LA SITUACIÓN ACTUAL

Debemos quedarnos en casa. Pero lo primero es tomar en cuenta que éstas no son vacaciones. Y como la vida sigue y ojalá siga de la forma más normal posible -por semanas o meses- te damos los siguientes consejos:

 

1. ARMA UNA RUTINA

Esto ayuda a mantener algo de normalidad. Anota una planificación con horarios, tareas, actividades, espacios de trabajo y de esparcimiento, deporte y juegos. Al menos a mí esto me permite navegar con mis cuatro hijos a la vez…

 

2. TRAE LA NATURALEZA A TU HOGAR

Vivimos tan alejados de la tierra que hay que hacer el esfuerzo especial por conectar con lo natural en estos tiempos, pero vale la pena. Quizás, poner el foco en lo natural parezca algo forzado, especialmente cuando se vive en un departamento en medio de la ciudad, pero está comprobado que esta técnica funciona: es la mejor manera -la más efectiva- de bajar la ansiedad, relajar, mejorar la creatividad y mantenerse sano.  ¿No te convences aún? Leer algo podría darte ese empuje que falta: “La dosis natural”. Aquí hay un buen resumen de los últimos estudios sobre los efectos de la naturaleza en la salud (está disponible en librerías y en Kindle).

¿Y qué es, en concreto, lo que puedes hacer? Pues presta atención a esa mini terraza que sólo usas para fumar, esa planta mal cuidada en el rincón, la alfombra de yute… ¿Y esa cortina que nunca abres? La luz natural, las fibras, caminar sin zapatos, todo ayuda a regular. Si tienes niños, arma un rincón de trabajo acogedor con el máximo de elementos naturales. Piensa en la estética nórdica, no es por nada que ellos lo hacen así, con esos inviernos eternos enloquecerían si tuvieran todo de plástico y luces fluorescentes. No te olvides de incorporar algún olor natural; es lo primero que llega al cerebro. El ciprés es muy recomendado, también la canela. En internet puedes encontrar recetas para fabricarlo tú mismo, y si agregas como música el sonido de pajaritos (gratis en la app Spotify), lograrás llevar tu espacio a otro nivel.

Inyecta Verde 2

Caminar descalzo es algo que nos pide el cuerpo, es algo que necesitamos, especialmente los niños. Necesitamos establecer una conexión con la tierra, aún cuando vivamos en un departamento a varios metros del suelo.

Para niños más chicos puedes intentar actividades tan simples como traerles algo de tierra y que jueguen con barro o armar un mini rincón natural con piedras, tierra o incluso sembrar pasto sobre un pedazo de cartón y luego jugar con sus animales o figuras pequeñas en él… En Pinterest hay infinitas ideas similares. Adapta la logia o un rincón de la cocina para que los niños se puedan ensuciar y se facilite la limpieza.

O también pídeles que te ayuden a desgranar porotos y exprimir naranjas para hacer jugo. Involúcralos en la preparación de sus alimentos. Todo sirve.

Inyecta Verde 3

Involucrar a los más pequeños en la preparación de sus alimentos también ayuda a conectar con la tierra. Foto: Ignacia Rojas.

3. MOTIVA AL EXPLORADOR INTERIOR

Es el momento para ver documentales y revisar libros de grandes exploradores. ¡En internet hay infinita información para esto! ¡Libros digitales, videos de YouTube y películas sobre grandes deportistas, naturalistas y datos científicos que mantendrán latiendo el amor por la naturaleza y la aventura en tu corazón! Si tienes niños, enséñales, cuéntales historias y anécdotas acerca de la exploración humana. ¡Sus ojos van a brillar y su imaginación se disparará!

Inyecta Verde 4

Cuando no se puede viajar, leer es una forma de recorrer, explorar y aprender… Foto: Francisca Hernández.

También es el momento para sumergirse en el mapamundirepasar las regiones de Chile (¡y aprendértelas por fin!), jugar a memorizar las capitales del mundo y competir por el “de qué país es esta bandera”. Con los niños se puede hacer una suerte de juego al estilo «ojo de águila»: en un mapa grande, buscar algún hito geográfico en determinado tiempo. Quien primero encuentra esa isla o el nombre de ese fiordo, ¡gana!

También se puede incentivar a los niños a que calquen estos mapas (mis hijos nunca habían visto un papel calco en su vida, una experiencia graciosísima verlos adivinar cómo se usa) o que recorten los mapas políticos y los peguen a la pared de sus piezas. Para todo esto, el “Atlas escolar de Chile: la tierra y el universo” de Editorial Sopena tiene suficiente información como para mantenernos entretenidos un mes… Es algo fascinante, barato, disponible en todas partes (en @greenlibros debería haber ejemplares usados a muy buen precio). Otra tarea que desarrolla su creatividad es que les pidas que diseñen la bandera de un país inventado y pinten su geografía.

Los que se entusiasmen con profundizar en la geografía chilena o su flora y fauna pueden revisar estos títulos: «libros imprescindibles para futuros naturalistas» y «la biblioteca básica outdoors».

4. ENTRENAR PARA LA PRÓXIMA AVENTURA

Pesas, rutinas de ejercicios, yoga, elongaciones, saltar la cuerda… infinitas posibilidades, guías online, videos, fotos. Vert.run es mi favorita personal y están armando un entrenamiento puertas adentro que promete. En Pinterest también hay pequeñas guías básicas de ejercicios específicos y en YouTube hay infinitos canales de yoga, thai chi y todo tipo de disciplinas atractivas para matar las horas productivamente.

Si no tienes pesas, puedes hacerte unas caseras: utiliza botellas que puedes rellenar con arena o agua (lo que tengas a mano) o cajas de leche. Piensa que 1 litro de agua (o una caja de leche) equivale aproximadamente a 1 kg. Para saltar la cuerda, emplea ese viejo cordín que de todas maneras ya no estaba apto para ser utilizado en la escalada y dale un nuevo uso.

5. JUEGOS OUTDOORS

Quizás es tiempo de darle un uso a ese equipo outdoors que duerme en una caja. Por ejemplo, si tienes dos ARVAs (dispositivos rastreadores en caso de avalanchas) en casa, úsalos para jugar con tus niños a que se busquen y encuentren. Puedes esconder uno bajo el sofá, por ejemplo, en «modo emisión» de señal y el niño, con el otro «en modo búsqueda» en mano, tiene que tratar de encontrarlo en menos de 3 minutos. ¿Lo logrará…?

Si tienes material de escalada y progresión en glaciar, puedes aprovechar de montar un polipasto y enseñarle al resto de tu familia cómo funcionan las poleas, la fuerza y las distribuciones de las cargas. ¡Es física aplicada de un modo entretenido!

Los niños también adoran disfrazarse. Quizás sea el momento de dejar que el chico se ponga tu casco, tu arnés, use tus guantes y esas pesadas botas de montaña… y se sienta especial, en una aventura con papá y/o mamá.

También puedes aprovechar de enseñarles cómo funciona la brújula y el GPS.

Si tienes casa, arma tu carpa en el patio y aprovecha de cocinar a la intemperie con tus niños usando tu equipo de camping. Si no tienes suficiente espacio para hacer eso, en la noche, hazlos dormir una vez sobre tu colchoneta inflable y en tu saco de dormir. Puedes dejarles la linterna frontal al lado para cuando tengan que levantarse al baño en medio de la oscuridad. ¡Rompe la rutina!

OTROS CONSEJOS PARA PADRES

Unas cuantas recomendaciones extra de mamá ex homeschooler que odia ver a sus hijos perder su potencial aletargados en un sillón:

  • Organiza los horarios de pantallas: genial el teletrabajo y los apoyos escolares vía internet. Todas las entretenciones online y la TV… es el momento de sacarles el jugo, pero también hay que saber cuándo parar. Intenta dejar un par de horas al día sin ninguna pantalla, especialmente hacia el final del día. La luz natural es el principal regulador del ciclo del sueño; si no permites al cuerpo percibirla, notarás pronto los trastornos. Un tiempo para leer, hacer puzles, cocinar o hacer manualidades con los niños lo más cerca posible de la luz natural ayuda a regular.
  • Hazles un horario: Si no tienen uno es el momento de armarlo para mantener un ritmo. La clave es intercalar actividades escolares con temas libres y darles a elegir el máximo posible. Más que insistir con la materia del colegio, busca motivarlos con temas que les interese aprender. Esta es una oportunidad única, tiempo ilimitado para investigar, ya verán cómo cumplir poco a poco con las exigencias escolares.
  • Mantenlos conectados con sus amigos. La valoración social, la interacción, nos hace bien a todos y nos mantiene positivos. Intenta que conversen con video un rato con algún amigo. Whatsapp permite grupos de tres personas.
  • Pídeles que se anoten con un proyecto de largo aliento: construir algo, aprender una habilidad nueva o investigar un tema que les apasione. Les pides un plan de trabajo, lo corrigen y chequeas los avances día a día. Se termina con una exposición a la familia del proyecto finalizado.
Inyecta Verde 12

Acá no sólo hay un ejercicio de motricidad, sino también de colaboración con las tareas de la casa. Foto: Francisca Hernández.


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear