Mantenimiento del equipo: crampones y piolets

5,0 valoración
5
(1)

Consejos para preparar o guardar tu equipo entre temporadas.

¡Ha terminado el invierno y comienza la primavera! ¡Las herramientas de hielo tuvieron su intensa temporada de cascadas y se preparan para el ascenso de paredes alpinas primaverales! O bien han de guardarse hasta la próxima temporada. Esto amerita su cuidado.

La escalada de cascadas en hielo -a diferencia de las paredes alpinas primaverales- es una actividad muy húmeda y es común quedar con todo el equipo empapado. Aquí el agua del derretimiento de las cascadas (que además tiene mucha carga mineral y abrasiva) entra por capilaridad a los rincones más insospechados de nuestros piolets y crampones, por lo que -aparentemente secos- esconden en sus intersticios secciones oxidadas que disminuyen la vida útil de estos equipos. Po eso se recomienda realizar un mantenimiento profundo entre temporadas.

Diseno sin titulo 2021 10 04T003307.432

Un mantenimiento adecuado no sólo alarga la vida útil de tu equipo, sino que también incide en tu nivel de seguridad: si mejora tu rendimiento en montaña, andarás más seguro y podrás llegar más lejos.

 

HERRAMIENTAS ADECUADAS

Lo primero -tanto para crampones como para piolets- es desarmar completamente todos los puntos de fijación de las picas y el cuerpo del equipo. Para esto, utiliza siempre las herramientas adecuadas; por lo general, tanto crampones como piolets tienen fijaciones de pernos Parker que utilizan la llave Allen; así, podemos utilizar las mismas herramientas de una bicicleta.

También es posible encontrar en algunas marcas tuercas hexagonales en la cabeza de los piolets para aflojar las picas y extraerlas. Aquí siempre conviene ocupar la llave de fábrica que viene con el piolet. Si no se tiene, debe ser una llave de punta y corona de la medida.

¡Nunca utilices llaves ajustables o francesas para este propósito! Pues es común que queden sueltas y terminen estropeando las fijaciones de forma irreversible.

herramientas

Herramientas necesarias para la mantención del piolet y los crampones. Foto: Diego Vergara.

 

DESARME PASO A PASO

Lo primero es inspeccionar visualmente las herramientas, ver si hay fisuras o secciones trizadas en las picas de piolet y de los crampones; del mismo modo, revisa el cuerpo del crampón, la pletina de la unión y el cuerpo del piolet. Es importante hacer esto sobre un lugar limpio y ventilado.

Luego, sobre un paño, aplica un lubricante anticorrosivo y pásalo por las fijaciones, los pernos y las uniones. Dejar actuar esta solución unos minutos, luego limpia el excedente con un paño y recién ahí procede a aflojar los pernos: así nos aseguramos de no utilizar fuerza excesiva y terminar rodando los pernos.

De forma ordenada iremos dejando entonces los pernos extraídos y los limpiaremos con el lubricante anticorrosivo. En el caso de haber mucho óxido, lo ideal es hacer esto con papel de diario o con un paño de microfibra que deberá quedar únicamente para ese propósito. El paño, además, absorberá lubricante, ayudando a limpiar y lubricar al mismo tiempo.

 

REMOVER PICAS

Te sorprenderás: al revisar tu equipo, podrás constatar que aparentemente no hay óxido, pero al momento de remover las picas frontales de los crampones o las picas de los piolets aparecerán marcas de óxido. Por lo general, basta con rosear el spray del lubricante y pasar el paño; pero si se han sumado varias temporadas de uso, ya no será óxido, sino corrosión. En ese caso habrá que remover esto con una lija fina para metal o lijas al agua, grano fino 240 o 300 y, luego, lubricar.

El paso siguiente, ya con las picas y sistemas de fijación limpios, libres de óxido y lubricados, es ensamblar todas las partes y piezas, dando un torque apretado, pero no excesivo.

Siempre, al volver a utilizar las herramientas, se deben verificar todos los elementos de unión y fijación, con tal de no tener inconvenientes durante la escalada.

¡Ahora tus herramientas de hielo estarán listas para el próximo desafío o temporada!

 

AFILADO DEL PIOLET Y LOS CRAMPONES

Al igual que los cuchillos de un chef, las picas de piolets y crampones son herramientas de corte, con hojas de acero de alto carbono que mantienen el filo y entregan gran resistencia y tenacidad para soportar los embates de la escalada.

Durante la escalada es común encontrarse con hielo delgado y golpear la hoja contra la roca y claro, esto daña las puntas de las picas, por lo que es común tener que realizar una mantención luego de cada escalada. Durante el proceso del afilado podemos “reformar” los dientes de ataque de las picas, afinarlos y corregir su ángulo.

Los crampones de puntas removibles, ya sean monopunta o bipunta, tienen verdaderamente picas al igual que el piolet, solo que más pequeñas. Estas picas requieren ser afiladas y hay que mantener los ángulos de los filos; de no hacerlo, se irán deformando y gastando de forma errónea y esto puede ser hasta peligroso.

Para esto, recomendamos siempre llevar en terreno dentro del estuche de los crampones una lima pequeña, con una hoja no más grande que el largo de la mano, la que servirá para arreglar incidentes y, además, ayudará a mantener afilados los dientes en cada escalada. Hacer esto es un excelente hábito del escalador y, además, ¡un excelente pasatiempo en días de mal tiempo y en expediciones largas!

Luego, de vuelta en casa -ya sea en una terraza o en un jardín- podemos darle una mejor terminación y proceder al desarme y mantenimiento.

Por otro lado, ten en consideración afilar las picas puestas en el piolet, porque esto permitirá tomar las herramientas de mejor forma.

LIMAR

Con paciencia, la lima plana logra maravillas. Foto: Diego Vergara.

 

PROTECCIÓN DE LOS FILOS

Tanto para guardar las herramientas como para realizar una salida, es muy importante proteger las puntas afiladas de los crampones y piolets. Esto protegerá nuestro equipo, por un lado, y también a nosotros mismos, por el otro.

Las marcas fabricantes de herramientas poseen excelentes estuches construidos en cordura y PVC hilado de alto gramaje y para las picas se encuentran protectores de goma para palas y picas. Sin duda, estas son las mejores opciones; si bien tienen un costo considerable, éste se amortizará de inmediato y evitará destruir equipos más costosos aún, como lo sería la mochila que se verá rápidamente dañada si no se protegen las picas.

Si no se cuenta con ello, bastará proteger las picas del piolet con un trozo de manguera de jardín: puede ser una sección de 10 cm de largo que será suficiente para cubrir los punzantes filos. Para los crampones se encuentran mangueras de combustible más pequeñas y gruesas que se ajustan muy bien al diámetro de las picas frontales de un crampón.

 

HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS DURANTE UNA SALIDA

Como mencionamos antes, las limas son clave. El tamaño máximo ha de ser de unos 20 cm; es importante que cuente con mango. La postura en terreno es, idealmente, con el crampón puesto en la bota; así tendremos un soporte cómodo y podremos utilizar ambas manos. Lo ideal es que tomes la empuñadura con la mano contraria a la que ocupamos habitualmente; así, la mano más precisa irá al frente, en la parte delantera de la lima, dirigiendo el ángulo y la dirección de desbaste.

AFILAR

En la imagen, afilado de los crampones en terreno, con los crampones puestos en la bota, lo que libera las manos para maniobrar. Foto: Andrés Zamora.

En el caso del piolet, la forma ideal para afilar en terreno es tomando el piolet completo y armado, apoyarlo en nuestros muslos con la pica hacia fuera y limar en la misma dirección y técnica de los crampones.

 

ATENCIÓN:

  • Muy importante es revisar qué llaves utilizan nuestros piolets y crampones: si es con la llave Allen, entonces revisa en qué medida; si son pernos Parker, qué llave punta y corona necesitamos; si son fijaciones únicas del fabricante, será necesario llevar la llave específica de fábrica. Así podrás contar con esas mínimas herramientas en terreno.
  • Los piolet y crampones nuevos vienen con un kit de pernos o piezas esenciales. Éstas siempre deberán viajar en los estuches de los crampones.
  • Recubrir con “tape” ciertas secciones del cuerpo del piolet entre la pica y la empuñadura es una excelente práctica para evitar daños o trizaduras; muchos piolets son de materiales resistentes y livianos, pero a la vez frágiles a impactos. Por ejemplo, el duraluminio o la fibra de carbono tienden a ser delicados a los golpes. Aquí la mejor opción es cubrir las zonas de mayor desgaste con “duck tape”, ya que esto amortiguará los golpes y evitará producir rayones tipo surco, que son los que podrían debilitar su estructura.
herramientas

Realizar tú mismo la mantención de tu equipo te ayudará también a entenderlo, a comprender la ingeniería que hay detrás. Y si algún día se te suelta una pieza en terreno u ocurre algún desperfecto, sabrás identificar mejor el problema y resolverlo. Foto: Diego Vergara.

 

TIPOS DE LIMAS

Las limas son herramientas poco costosas y que duran varias temporadas, siendo parte fundamental del equipo de hielo tanto para el piolet como los crampones.

Sin embargo, sorprendentemente son muy pocos los escaladores que tienen el hábito de afilar las herramientas; muchas veces damos por sentado que las picas no requieren mantención y, la verdad, como mencionamos antes, es tan importante como mantener el cuchillo de la cocina afilado. Para esto, la lima adecuada cumple un rol fundamental.

Lo ideal es contar con dos tipos: una pequeña o lima matricera para las picas de los crampones y una de mayor tamaño con mango para las picas del piolet. Esto se debe a que el área de corte punzante de las picas de los crampones es menor al de las picas del piolet. Por tanto, si utilizamos una lima grande para los crampones, desbastaremos más de la cuenta.

Las limas matriceras son finas, de tamaño pequeño y son utilizadas generalmente en talleres de metalmecánica para ajuste de piezas donde el desbaste es menor, mientras que la lima ideal para el piolet tendrá mayor área y tamaño. No obstante, ambas son de gramaje fino, conocidas como limas planas y rotuladas como “flat smooth”. Son éstas las que son adecuadas para obtener buena terminación y desbastar de forma precisa.

 

RECOMENDACIONES Y PRECAUCIONES

Nunca utilices herramientas eléctricas de alta revolución como esmeriles de banco o angulares (galletero) en tu equipo, dado que éstos sobrecalientan el acero quitando tratamientos térmicos que vienen incorporados de fábrica. Es por esta razón que al utilizar frecuentemente herramientas de alta revolución sobre el acero veremos que el metal cambia de color a tonos tornasoles. Esto significa que la composición molecular del acero ha cambiado y, con ello, hemos quitado el temple, proceso térmico que aporta tenacidad, resiliencia y dureza al acero.

Muchas personas creen que el acero pierde el temple con temperaturas muy elevadas (al rojo, aprox. 800ºC), pero la verdad es que bastarán solo 200-300ºC para quitar el “revenido” uno de los tratamientos térmicos que se aplican a las hojas de alto carbono como las picas del piolet y los crampones. Por lo tanto, te recomendamos armarte de paciencia y limar a mano. Así descubrirás ese oficio que se transformará en pasatiempo durante los campamentos o expediciones.

piolet

En la imagen, un piolet de marcha que nunca ha recibido mantención. Ya le tocará… Foto: Francisca Hernández.


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas

Blog Andesgear