Nuevo sendero «Lagunas Andinas» en la Región de los Ríos

4,8 valoración
4.8
(5)

«Un nuevo sendero de largo aliento viene a competir en cuanto a belleza escénica y exigencia con los ya clásicos circuitos como Torres del Paine. Andesgear estuvo en su inauguración.»

DE QUÉ TRATA

Recientemente, la Reserva Biológica Huilo Huilo (con 100.000 hectáreas de terreno emplazadas en la Región de los Ríos) inauguró la que se corona como la joyita de todas sus alternativas outdoors: el sendero Lagunas Andinas. Se trata de un recorrido de más de 50 km que puede tomar entre 4 y 5 días (según la velocidad del excursionista). El trekking comienza en el mismo pueblo de Neltume, por el Portal de 8 metros en forma de tronco. Éste es el que da acceso al lado norte de la reserva.

Andesgear fue invitado a la inauguración del sendero que se efectúo el día viernes 10 de enero de 2020 con cocktail incluido. Allí, Víctor Petermann -quien fundó Huilo Huilo- indicó que la idea es convertir a este pueblo en una suerte de «Chaltén», localidad argentina que se auto-describe como la capital mundial del trekking. Y es que la gracia de Chaltén es que los circuitos parten desde el mismo pueblo, empinándose luego por montañas y tupidos bosques patagónicos. De a poco, esta realidad también podrá decirse de Neltume, localidad perteneciente a la comuna de Panguipulli y que queda al alero del volcán Mocho-Choshuenco (2.422 m).

El Mocho (llamado así por su meseta somital) es ligeramente más alto que el Choshuenco (coronado por un torreón rocoso y, por lo tanto, más técnico en caso de que se quiera alcanzar su punto más alto). Foto: Francisca Hernández.

¿QUÉ ENCONTRARÁS?

Hoy Neltume y sus alrededores viven principalmente del turismo aventura. Sin embargo, no siempre fue así. Toda esta zona cordillerana tuvo un pasado maderero que llevó a la tala indiscriminada de árboles nativos. Por eso, lo que hoy se ve en su mayor parte son bosques de renovales de no más de 25 o 30 años de antigüedad y, por cierto, también podrás apreciar «cementerios» de antiguos árboles centenarios. Pero este trekking, en la medida en que se interna en cerros poco frecuentados y en una tupida selva valdiviana, ofrece la posibilidad de encontrar coigües, robles, lengas, raulí y mañíos maduros de decenas de metros que se salvaron de ser cortados.

La travesía sube y baja por un terreno irregular con muchas raíces al descubierto. En ocasiones también se vuelve preciso pasar por cursos de agua sobre tablas y puentes de madera.

A su vez, existen miradores hacia los pueblos (Neltume y Puerto Fuy), hacia los lagos de la región y hacia las lagunas andinas ubicadas a una altitud aproximada de 1.200 m, hacia los cordones montañosos con sorprendentes paredes de granito (sí, aquí podría haber un futuro para la escalada) y hacia las nieves eternas del volcán bicéfalo (con sus dos cumbres: Mocho y Choshuenco).

A aproximadamente una hora de caminata (o menos, si el excursionista tiene buen ritmo) hay un mirador que ofrece esta hermosa vista. Foto: Francisca Hernández.

Por otro lado, dado que el sendero se aleja del centro urbano, es posible encontrar animales como pudúes, monitos del monte, pumas y otras especies escasas y amenazadas por el hombre; insectos y caracoles gigantes; distintas aves rapaces (como el traro), cometocinos, carpinteros y graciosos pájaros chucao (el símbolo de la Reserva Biológica Huilo Huilo, por lo demás) y tanto otros. En el hotel Nothofagus de Huilo Huilo venden distintos manuales acerca de la flora y fauna del lugar para quien esté interesado en identificar las especies.

Si uno va atento y en silencio es más probable encontrarse con sorpresas y maravillas como las de las imágenes. Fotos: Francisca Hernández.

LOS CAMPAMENTOS

Si el visitante posee experiencia y un buen estado físico, es posible que termine el circuito en sólo 3 noches, aunque de todas formas recomendamos no acelerar el tranco para disfrutar de las bondades de la naturaleza.

Los campamentos son cuatro y están situados en promedio a una distancia de 10 km. El primero se llama Cerro Negro y se llega luego de caminar unos 8 km con un desnivel acumulado de unos 900 metros (ya que pasa por encima del cordón del Fuy). El segundo campamento está en la laguna Ancacoigüe, el tercero en la laguna Chan Chan y el cuarto, llamado Pozo de Oro, ya se sitúa a orillas del lago Pirehueico. La travesía, entonces, parte en Neltume y termina en Puerto Fuy.

Pero este es también un trekking con historia. En el sector de Chan Chan quedan algunos refugios de un destacamento guerrillero que estuvo aquí durante los años 80. Durante la dictadura, revolucionarios del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) usaron la cordillera para esconderse y proyectar sus operaciones.

La infraestructura (señalética a lo largo de todo el camino, mesas en los campamentos y sectores para carpas) es bastante básica, pues este circuito es muy nuevo y aún está armándose. Pero… ¡eso es tanto mejor! Así la experiencia de la vida al aire libre será más auténtica. Y lo mejor: no encontrarás a cientos de turistas en el camino.

A PREPARARSE

Nualik Burucker, gerente de Desarrollo y Servicios Outdoor de la Reserva Biológica Huilo Huilo, recomienda este sendero para gente que ya tenga experiencia con el trekking y el camping. Nos recuerda, además, que la persona que se aventure a realizar esta travesía de larga duración debe ir completamente equipada (revisa nuestro checklist aquí), considerando también los factores ambientales de la zona (aquí llueve prácticamente todas las semanas y por la noche puede hacer mucho frío). El senderista debe ser totalmente autosuficiente. Eso significa, en primer lugar, que la persona es responsable de sí, de su grupo y también de sus desechos: la basura hay que llevársela toda para dejarla luego en los acopios de la reserva.

Desde luego, está prohibido hacer fogatas, cazar, llevar mascotas (los perros podrían ser vectores de parásitos y enfermedades, dañando y ahuyentando a la fauna nativa) y, de nuevo, botar basura. Sigue las instrucciones de no dejar rastro y minimiza tu impacto.

No necesitas llevar agua; hay suficiente en la travesía, por lo que podrás rellenar tu botella a cada rato.

Bosques de lengas otorgan sombra al transeúnte. Foto: Francisca Hernández.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Dado que el circuito está aún en marcha blanca, su costo es de sólo $5.000. Es preciso inscribirse en el Portal Neltume para llevar así un registro de los excursionistas y activar protocolos de emergencia en caso de accidente. Allí, además, encontrarás un amplio estacionamiento y toda la información necesaria acerca del sendero.

En caso de necesitar de un guía, la Reserva Biológica Huilo Huilo puede proporcionar uno.

Para quien sólo desee obtener una pincelada de la belleza de esta zona y hacer un trekking sólo por el día, puede recorrer el primer tramo del trekking hasta un mirador ubicado a unas 2 – 3 horas de caminata con un desnivel importante.

A FUTURO

Para los próximos veranos no sólo habrá novedades en cuanto a la infraestructura (mejora de los campamentos y baños), sino que la Reserva Biológica Huilo Huilo proyectará también otros senderos de largo aliento. Uno de ellos permitirá llegar a unas termas emplazadas en la ribera norte del lago Pirehueico en medio de la selva patagónica. El otro vendrá a cerrar el circuito (volviendo a Neltume por el sur), de modo que, a futuro, el excursionista podrá estar fácilmente 8 o 10 noches haciendo el recorrido, al igual que en la «O» de Torres del Paine. Sólo que con paisajes nuevos y mucho, mucho menos gente.

Es de suma importancia internarse en estos senderos con conciencia del entorno y tratando de minimizar el impacto. Foto: Francisca Hernández.

Agradecimientos a Alexandra Petermann, María Flaño y Manuel Pino.

3.5 2 votes
Article Rating

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Notifícame
Notifícame de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Noticias relacionadas