Cuerdas dinámicas de escalada: ¿cómo elegir?

Rated 5 out of 5
5
5 de 5 estrellas (1 valoraciones)
Qué tipo de cuerda elegir para escalar destacada

continuación te enseñaremos todo lo que tienes que saber para escoger la cuerda que corresponde a cada actividad y según tus necesidades.

¿ENREDADO?

Es fácil llegar a sentirse confundido al momento de comprar una cuerda de escalada, puesto que existe una gran variedad de opciones en el mercado: distintas marcas y diversos modelos y no siempre resulta del todo claro cuáles son sus diferencias.

En teoría, todas las cuerdas que cumplen con la norma EN 892 o UIAA 101 sirven para escalar. En la práctica, utilizar una cuerda adecuada por la actividad que practicas resulta mucho más cómodo y mucho más seguro.

Fotos: TotalGaz, Presles, Val-d’Oise. // The Rostrum, Yosemite (Fotos: Pascale Potin).

CONCEPTOS GENERALES

Ante todo, hay que saber que existen cuerdas estáticas y cuerdas dinámicas. Las cuerdas estáticas no se estiran y, en consecuencia, no pueden absorber la energía que se genera durante una caída. Por eso, las cuerdas estáticas nunca se deben ocupar para escalar. Sólo sirven para actividades de rescate o espeleología.

Las cuerdas de escalada son cuerdas dinámicas, es decir, se pueden estirar de manera que logren amortiguar una caída. Pueden ser cuerdas simples, dobles o gemelas.

TIPOS DE CUERDAS DE ESCALADA

Cuerda simple: es el tipo de cuerda más popular, pues sirve perfectamente para escalar en sala (gimnasio), para escalar rutas deportivas de un largo afuera (en paredes de roca) e incluso para escalar rutas de varios largos. Se ocupa una cuerda única para asegurar al líder y al segundo.

Qué tipo de cuerda elegir para escalar 1

Diámetro típico: entre 8,9 y 11 mm. La cifra 10 mm representa un buen compromiso entre durabilidad y peso. Sin embargo, hoy en día existen cuerdas simples muy delgadas con un diámetro de 8,9 mm. Las cuerdas simples más gordas llegan a un diámetro de 11 mm.Largo típico: 70 metros. Ahora bien, bastan 40 metros en el caso de que ocupes la cuerda para escalar en un gimnasio. Si sales al exterior,  para escalar rutas deportivas de un largo lo usual es que la cuerda tenga longitud entre 60 y 80 metros.

Peso por metro: entre 50 y 75 g/m

Uso recomendado: escalada deportiva en sala o en roca, escalada tradicional de monolargo, escalada deportiva de multilargos.

Ventaja: de fácil uso, pues se debe manejar una sola hebra y su peso por metro es reducido.

Cuerdas dobleseste tipo se ocupa principalmente para rutas de varios largos donde es necesario bajar rapeleando. El líder se debe encordar con las dos cuerdas, pero se puede asegurar uno o dos segundos, uno sobre cada cuerda. Una de las ventajas es que el líder puede chapar las cuerdas de manera independiente de tal forma que reduzca el roce de cada una de las cuerdas en rutas donde las chapas no están puestas en línea recta o en aquellas rutas tradicionales donde los seguros se colocan simplemente donde se puede, donde resulta posible hacerlo.

Qué tipo de cuerda elegir para escalar 2

Largo típico: 2 x 60 metros.Diámetro típico: entre 8,0 y 8,7 mm.

Peso por metro: 40 a 55 g/m

Uso recomendado: escalada de multilargos, escalada de rutas tradicionales más complejas, alpinismo, escalada en hielo.

Ventajas: menor roce de cuerda; permite hacer rapeles largos; fuerza de impacto menor.

Cuerdas gemelas: estas cuerdas son parecidas a las cuerdas dobles, pero son aún más delgadas. Las dos hebras siempre se deben ocupar juntas, no se pueden chapar por separado y tampoco puedes asegurar a tu segundo sobre una sola hebra. Ahora que ya se fabrican cuerdas dobles de un diámetro muy pequeño, las cuerdas gemelas casi no se ocupan.

Qué tipo de cuerda elegir para escalar 3

Largo típico: 2 x 60 metrosDiámetro típico: entre 7,5 y 8,5 mm

Peso por metro: entre 38 y 45 g/m

Uso recomendado: alpinismo, escalada en hielo

Ventajas: permite hacer rapeles largos; peso por metro parecido a las cuerdas simples

ENTONCES…

Dependiendo del tipo de actividad que más prácticas, te conviene elegir una cuerda simple, unas cuerdas dobles o cuerdas gemelas. Muchos escaladores poseen varias cuerdas y por cada salida, eligen el material que corresponde a la actividad que van a realizar: utilizan una cuerda simple de diámetro más ancho para trabajar una ruta, por ejemplo, o una cuerda simple delgada para encadenar una ruta difícil, o unas cuerdas dobles para una ruta de multilargo, etc.

Qué tipo de cuerda elegir para escalar 4

Foto: Cuerda simple (Marc Schmid para Mammut)

CARACTERÍSTICAS DE UNA CUERDA

Además de los tipos de cuerda, también hay que considerar las características propias de la cuerda, las que aparecen indicadas en el embalaje. A continuación nos referiremos a ellas y luego mencionaremos algunos tratamientos opcionales que elevan el precio, pero que pueden marcar una diferencia al momento del uso y en cuanto a la duración de una cuerda.

Largo: Esto puede sonar algo obvio, pero lo cierto es que cada modelo de cuerda se vende en distintos largos y por eso, asegúrate de adquirir la medida que más te conviene según tu propósito. Si vas a escalar en sala, basta con una cuerda de 40 metros, pero si quieres escalar en roca, muchos sectores tienen rutas de más de 30 metros y requieren una cuerda de 70 metros. Hoy en día es cada vez más usual toparse con rutas “largas” que exigen cuerdas de 80 metros. Siempre revisa en las guías de escalada y topos el largo de la ruta que quieres hacer y haz un nudo al final de la cuerda para evitar accidentes a la bajada.

Diámetro: Entre dos cuerdas del mismo tipo (por ejemplo, cuerdas simples), una cuerda con un diámetro menor pesa menos y es más fluida (se desliza mejor). Una cuerda con un diámetro mayor generalmente tiene una vida útil más larga, pero pesa más, lo que tiene su importancia en algunas ocasiones. Ojo con las cuerdas nuevas muy delgadas: pasan muy rápido por los dispositivos de aseguramiento (como el GriGri o el ATC) y requieren que el asegurador esté acostumbrado a este tipo de material.

Fuerza de choque: Este valor describe la fuerza que se va a aplicar sobre el escalador y el material en el caso de una caída. Para simplificar la explicación, se puede considerar que una cuerda con mucha elongación va a tener una fuerza de choque menor, porque la cuerda absorbe el impacto. Al contrario, una cuerda con poca elongación va a tener una fuerza de choque de mayor envergadura. Para escalar en libre es mejor tener una fuerza de choque lo menor posible, de tal forma que la fuerza que tendrá que soportar todo el material en caso de caída sea menor. Esto es especialmente importante en escalada tradicional, donde los seguros no siempre son buenos. Cabe notar que la forma de asegurar siempre tiene un impacto sobre la fuerza de choque que se va a percibir efectivamente.

Cantidad de caídas factor 2: El factor de caída es un parámetro teórico que se define para evaluar la fuerza que se va a producir sobre la cuerda al momento de una caída. Para simplificar, se puede considerar que el factor de caída vale el largo de la caída dividido por el largo de cuerda disponible. En escalada, en el peor caso el factor de caída vale 2, así que todo el material está diseñado para aguantar una caída de factor 2. En algunos casos, como en vía ferrata, el factor de caída puede ser superior a 2, por lo cual se requiere material bien específico. Muchas cuerdas no aguantan más de una caída factor 2. Mientras más alto sea el parámetro que indica la cantidad de caídas de factor 2 que la cuerda es capaz aguantar, eso resultará mejor, puesto que permitirá un uso más longevo de la cuerda en caso de eventualidades.

Qué tipo de cuerda elegir para escalar 5

Por otro lado, los fabricantes de cuerdas desarrollaron varios tratamientos opcionales que pueden ser muy útiles:

  • Fusión del núcleo (o «alma») y de la funda (o vaina): una cuerda está compuesta por un núcleo (que le proporciona la mayor parte de su resistencia) y por una funda que le da resistencia a la abrasión y a los elementos (nieve, agua, polvo…) y también contribuye a su resistencia a la carga. Con el tiempo, puede pasar que el núcleo empiece a correrse dentro de la funda, produciendo un “efecto calcetín” que vuelva desagradable el uso de esa cuerda (lo que en general suele ocurrir es que por un lado queda un espacio donde hay funda, pero no hay relleno… y, por el otro, el núcleo queda sin funda y empieza a abrirse). Para eliminar este efecto, varios fabricantes tienen una tecnología que permite solidarizar el núcleo y la funda.
  • Tratamiento contra la humedad: esto es muy importante para todos aquellos que quieran ocupar sus cuerdas en la nieve o en hielo. Aquí las fibras que componen la cuerda tienen una cobertura repelente al agua. Este tratamiento puede estar hecho únicamente para la funda o también para la funda y el núcleo. Esto último es necesario en el caso de uso alpino, debido que una cuerda mojada se va a congelar con bajas temperaturas y entonces se volverá inutilizable. Este tratamiento también otorga una mayor resistencia a la suciedad.
  • Marcas en la mitad de la cuerda: se trata de algo muy sencillo pero muy útil para rapelear o al momento de asegurarse de que queda lo suficiente de cuerda para bajar al líder.
  • Refuerzo de las extremidades de la cuerda: debido a que son generalmente los últimos metros de la cuerda los más exigidos en caso de una caída, algunas marcas ofrecen cuerdas cuyas extremidades están reforzadas.

Fotos: Uso Cuerda Simple. Red Rocks, Las Vegas (Cedric André). // Uso cuerda Cuerdas Dobles, Bugaboo Provincial Park, Canadá (Pascale Potin).


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
1 Comentario
Más recientes
Menos recientes
Inline Feedbacks
View all comments