Trekking

Filtrar por
Filtrar Por
Categoría
Tallas
Color
Más Filtros
Ahora comprando por
  1. Categoría
    Hombre
Ver como Parrilla Lista

7 artículos

Por página
  1. MOCHILA FARELLONES 25
    MOCHILA FARELLONES 25
    $49.990
  2. MOCHILA POCHOCO 20
    20% off
    MOCHILA POCHOCO 20
    Precio habitual $24.990 | Precio especial $19.990
  3. MOCHILA POCHOCO 20
    20% off
    MOCHILA POCHOCO 20
    Precio habitual $24.990 | Precio especial $19.990
  4. MOCHILA POCHOCO 20
    20% off
    MOCHILA POCHOCO 20
    Precio habitual $24.990 | Precio especial $19.990
  5. MOCHILA POCHOCO 20
    20% off
    MOCHILA POCHOCO 20
    Precio habitual $24.990 | Precio especial $19.990
  6. MOCHILA PEULLA 18
    60% off
    MOCHILA PEULLA 18
    Precio habitual $34.990 | Precio especial $13.990
Ver como Parrilla Lista

7 artículos

Por página

Preguntas frecuentes

¿Qué artículos debo llevar para un trekking por el día?

La lista puede variar según las condiciones del terreno, clima y factores meteorológicos, pero los elementos fundamentales son:
Botella de agua resistente a los golpes y boca ancha de 1 a 2 litros.
Par de bastones de trekking, preferentemente con seguro de pestillo y no giratorio y de alta resistencia a la flexión.
Cortaviento o impermeable, éste último según el lugar a visitar.
• Vestimenta y calzado adecuado por ejemplo, primera y segunda capa, zapatos de senderismo o media montaña y calcetines adecuados.
Anteojos para el sol con filtro UV del 100% de estilo deportivo, cómodos y que no se salgan o suelten al caminar o trotar.
Raciones de marcha según itinerario, por ejemplo, carbohidratos simples de rápida absorción, compactos, livianos y preferentemente con alto aporte calórico, así ahorramos peso.
Jockey para el sol y un pañuelo o gorro para el frío.
• Manta térmica de emergencia.
• Botiquín personal de primeros auxilios con medicamentos de venta libre. Recuerda capacitarte en su uso con cursos de primeros auxilios en zonas remotas.
Linterna frontal. Aunque tengamos claro que visitaremos un sector por un par de horas, nunca sabemos lo que puede llegar a pasar, por lo que hay que estar preparado para un descenso nocturno con buena iluminación.
Mochila de mínimo 15 litros y ojalá 25-30 litros para que podamos llevar todos estos elementos con facilidad.

¿Cómo debo elegir mis zapatillas de trekking?

A la hora de escoger nuestras compañeras de aventura, es fundamental que tengamos claro que tipo de actividad vamos a realizar apelando al factor tiempo (condiciones meteorológicas). ¿Suele llover en el lugar que planeo visitar? ¿Hace mucho frío? ¿Hay nieve en el camino?. Estas interrogantes son importantísimas que aclaremos previo a nuestra selección de zapatillas. Otro factor muy relevante a considerar en nuestros zapatos de trekking es la intensidad de nuestro itinerario y actividad, ya que si planeamos realizar largas caminatas en terreno erosionado y con mochila pesada, es mas recomendable elegir calzado de caña alta y relativamente mas rígidos, para ayudar a reforzar el talón y prevenir esguinces. De la misma manera, si nuestra actividad apela más a la velocidad y en terrenos menos complejos, podemos buscar un modelo más liviano de caña baja y con una suela diseñada especialmente para caminar rápido o trotar por los cerros: el poliuretano, un material muy utilizado en la confección de suelas para zapatillas de trail running, con excelentes propiedades de adherencia o “grip” en el terreno aunque con menos resistencia a la abrasión que la suela de los clásicos zapatos de trekking fabricadas en caucho, que permite obtener una muy buena adherencia al terreno (aunque inferior al poliuretano), pero mayor resistencia a la abrasión, por lo que si la velocidad no es nuestra prioridad y las largas horas caminando por varios días son la tónica de nuestras aventuras, lo mejor es irse directo por zapatos con suela de caucho.
Retomando el tiempo de las condiciones meteorológicas, es muy importante que tengamos ciertas nociones del lugar a visitar, ya que el calzado cumplirá un rol crítico a la hora de enfrentarnos a las inclemencias del tiempo. Si visitamos zonas lluviosas, es imperante que el calzado tenga una membrana impermeable como Gorotex, Pertex o similares, que evite que se moje de manera significativa el zapato y nuestro pie. Si nuestro viaje nos lleva a lugares muy fríos, el aislamiento térmico es una piedra angular, por lo que el relleno sintético como el Primaloft o Thinsulate son una excelente opción.
Finalmente, considerando el terreno, si practicamos senderismo en zonas con un suelo muy abrasivo, como roca volcánica, arenosos o con muchos “acarreos” , lo mas recomendable es buscar calzado reforzado en caucho en el perímetro del zapato, tanto puntera, zonas laterales y talonera, con el objetivo de prevenir ruptura del textil o degaste de las membranas impermeables en caso que presente.
Finalmente, aunque no menos importante, lo lógico es que considerando las variables ya mencionadas, elijamos un calzado cómodo que se adapte a la anatomía de nuestro pie y que al probarlo no detectemos zonas de roce que podrían desencadenar en dolorosas ampollas o deformaciones en los dedos debido a la compresión que el mismo zapato genera en nuestro pie. Elige con calma, teniendo claro todo lo mencionado y siempre considera que la seguridad va primero que la comodidad, pero ésta última sigue siendo muy importante.

¿Cómo debo usar mi bastón de trekking?

El bastón de trekking cumple una importante función ya que permite, cuando es utilizado correctamente, pasar de una distribución bípeda de nuestro peso y carga a una distribución a 3 o 4 puntos, dependiendo si usamos 1 o los 2 bastones, ayudando a disminuir la fatiga muscular en las piernas y al mismo tiempo otorgándonos mayor estabilidad en el terreno por la adherencia de la punta metálica (regatón) con la superficie, generalmente hecha de acero o grafito. La posición habitual para pendientes suaves a moderadas para el uso de bastones es que el largo del bastón permita que al apoyarlo en el suelo tengamos un ángulo de 90 grados del antebrazo con respecto a nuestro bíceps, para llevarlo a una altura cómoda y evitar encorvar la espalda. Al descender pendientes moderadas, es recomendable alargar el bastón y buscar un ángulo mas obtuso, con el objetivo de obtener un buen punto de apoyo y adherencia sin mermar nuestra ergonomía y estabilidad. Es recomendable que los bastones sean de 1 a 2 mástiles o pilares extensibles (a menor pilares de extensión, mayor resistencia mecánica a la flexión y tracción), con un seguro de pestillo competente para evitar que se reduzca su altura al interactuar con el terreno, un buen mango ergonómico y con buena adherencia a nuestras manos y que el mango no presente accesorios que rara vez cumplen su función por mas de unas cuantas salidas, como brújula y/o linterna.