¿Qué es un boletín de peligro de avalanchas y qué pasa con Chile?

Rated 5 out of 5
5
5 de 5 estrellas (2 valoraciones)
boletin peligro de avalanchas destacada

En muchas partes del mundo, numerosas personas podrían haber salvado sus vidas si hubieran simplemente consultado una alerta pública gratuita como lo es el boletín de peligro de avalancha. Rosario Toro, instructora de AST1, nos cuenta al respecto.

El boletín de peligro de avalancha (BPA) es un informe público y accesible sobre las condiciones en las que pudieran formarse avalanchas y ofrece, por lo tanto, una valoración acerca del peligro que ello supone. Su contenido está diseñado para constituir una advertencia informada. Por lo tanto, es una herramienta fundamental al momento de planificar una salida o expedición (y, por consiguiente, debe revisarse de manera previa a la acción). Un BPA contiene:

  • un pronóstico del nivel de peligro de avalancha
  • consejos y tácticas para una travesía segura
  • información sobre la actividad de avalanchas
  • condiciones del manto nivoso
  • pronóstico de condiciones meteorológicas

boletin peligro de avalanchas 3

¿A quiénes está dirigido?

El BPA está enfocado a todos aquellos que están expuestos a un peligro potencial de avalanchas en las montañas. Principalmente se trata de montañistas y esquiadores, quienes deben elegir las rutas más apropiadas para sus aventuras invernales, según las condiciones vigentes y también según las propias capacidades. Ellos, para evitar ser atrapados por una avalancha, deben planificar su travesía o expedición invernal con sumo cuidado. Para poder seleccionar el lugar, el recorrido y el momento adecuado para la acción resulta fundamental recopilar antes una gran cantidad de información y saber cómo interpretarla. Es aquí donde el BPA entrega de manera amigable toda esa información ya analizada sobre el nivel de peligro, las condiciones y los consejos de viaje seguro que los usuarios requieren para una planificación invernal informada. Ya estando en terreno, la comprensión del BPA permitirá llevar a cabo una toma de decisiones informada acerca del riesgo. 

Escala de peligro de avalanchas y ejemplos de boletines

¿Cómo se producen los boletines?

Estos BPA son elaborados cada semana por nivólogos profesionales. Para ello deben llevar a cabo una evaluación del peligro en terreno semana a semana, tanto en la mañana como en la tarde. Esta evaluación va acompañada de un análisis constante del pronóstico meteorológico obtenido de fuentes locales y regionales de confianza. Luego se integran y discriminan estos dos elementos para comenzar el proceso de construir el BPA de la zona montañosa en cuestión. Para finalizar, se discute con otros colegas acerca de las conclusiones a las que llegó el equipo en terreno y después de esto el BPA está listo para su publicación.

Capacidades y limitaciones

Es importante entender que los BPA sólo informan (manejan probabilidades y escenarios posibles) y no garantizan nada. Será tarea tuya verificar si la información plasmada en el BPA es precisa. En función de tu evaluación podrás tomar aquellas decisiones que ajusten la amenaza de peligro a un nivel confortable para ti y tu grupo. Por eso, no hay que olvidar que si bien los BPA son una herramienta para disfrutar de la montaña con mayor tranquilidad, también se debe estar consciente de:

  • Sólo leer el boletín no te hace capaz de poder determinar el nivel de peligro global de avalanchas de un área completa o del período de las 24 horas de un día. Es parte de la información y los conocimientos que requieres y que debes complementar con tus habilidades, experiencia y buen criterio.
  • Para reducir el riesgo, también debes ajustar tu comportamiento.

 

Alcance de un BPA – ¿qué pasa con Chile?

El alcance de los boletines puede variar mucho en las distintas operaciones existentes en el mundo. Esto depende, entre otros factores, de la naturaleza del nivoclima en que se elabora, la configuración geográfica, el objetivo operacional y los recursos disponibles para la operación.

Aunque tenemos una larga cordillera a lo largo de los 4.300 km de suelo nacional, en Chile no se hacen BPA y esto, porque nuestro país no cuenta con un servicio oficial de alerta de avalancha. Sólo unos pocos centros de ski y algunas empresas de la industria minera realizan prevención de avalanchas, pero de manera privada y, por lo tanto, no de común acceso para todos.

Esto puede resultar especialmente grave, puesto que un esquiador o montañista en Chile se encuentra en desventaja con respecto a uno en España, Suiza o Canadá en cuanto a las condiciones de seguridad. A eso se suma la desinformación y falta de educación en temas de montaña que hay en nuestro país, a pesar de la creciente demanda: cada vez hay más gente yendo a la montaña.

Recordemos que bastan solo 25 cm de nieve para que se puedan generar avalanchas, por lo que, ante la falta de BPA en nuestro suelo natal, hacemos un llamado a todos los deportistas, exploradores y aventureros a tomar las precauciones necesarias y a capacitarse de forma personal para identificar aquellas condiciones que aumentan el riesgo de avalanchas. Los cursos especializados enseñan a tomar decisiones en terrenos susceptibles de ser arrasados por avalanchas. Quien se aventure en terrenos invernales debiera:

  • Tener buen estado físico y saber desenvolverse bien en zonas nevadas
  • Tener una formación sólida y actualizada (mediante cursos que enseñen a evaluar el riesgo de avalanchas, clases de nivología, de rescate, primeros auxilios y técnicas invernales)
  • Estar bien equipado (contar con un ARVA o transmisor, pilas extra, pala y sonda, linterna, eventualmente mochila con airbag)
  • Entrenar periódicamente los procedimientos y las maniobras de búsqueda de víctimas de avalancha
  • Disponer de un botiquín de primeros auxilios y contar con un plan de respuesta a emergencias
  • Averiguar las condiciones del lugar al que se irá (sirve mucho hablar con personas que hayan ido recientemente y analizar fotos, mapas, etc.)
  • Revisar el informe del tiempo
  • Avisar la salida, el recorrido y la duración del itinerario (según sea el caso, a Socorro Andino, policía local, centro de ski, club de montaña, etc.)
  • Ir con la cordada adecuada (hay que asegurarse de que todos en el grupo sepan cómo usar su equipo de seguridad. Ayuda mucho que todos tengan un nivel de desempeño similar y la confianza sea mutua)
  • Tener un plan opcional en caso de llegar al lugar, no sentirse familiarizado con él y con la estimación personal del peligro
  • Recordar que uno está a cargo y uno es quien decide sus propios riesgos

En palabras de Rosario Toro, el próximo paso a seguir para Chile debiera ser la creación de una asociación de avalanchas por parte de profesionales certificados. Esta asociación debiera trabajar con algún ente público (el Gobierno o la Municipalidad del terreno en cuestión), más el apoyo de alguna marca para levantar los recursos necesarios, entre otras actividades, de tal forma que se pueda otorgar más información y educación al público. Con el boom que está viviendo el ski de montaña, un boletín es más que necesario, especialmente en sectores como Farellones (Región Metropolitana) y otros lugares que son muy apetecidos.


¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

¿Cuán útil te pareció esta información?

Haz click en una estrella para otorgar nota

Comentarios

guest
1 Comentario
Más recientes
Menos recientes
Inline Feedbacks
View all comments